jueves, 21 de marzo de 2013


21 de marzo, Día Mundial de la Poesía

Elegimos un poema y echamos un vistazo a las convocatorias.

21 de marzo de 2013. Estandarte
Qué: 21 de marzo, Día Mundial de la Poesía
El 21 de marzo es el Día Mundial de la Poesía, y por ello se organizan actividades en torno a ella en todos los rincones del planeta. A nosotros, todo lo que sirva como excusa para dar a conocer poetas y poemas, nos gusta, así que estamos muy contentos de que al menos el 21 de marzo muchas instituciones se acuerden del verso… Así es desde 1999, cuando la 30ª reunión de la UNESCO celebrada en París eligió este día para celebrar la poesía (vaya, nos ha salido una rima no muy poética...).
Veamos algunos de los actos convocados para el Día Mundial de la Poesía. Es lógicamente imposible abarcarlos todos, pero a continuación tienes algunos de los que nos han llamado la atención. Si sabes de algún otro que creas que merece la pena conocer, cuéntanoslo en los comentarios (al final de la noticia) y lo añadiremos.
La Biblioteca Nacional de España convoca a una lectura continuada de versos, en la que participarán diversos escritores, recitando cada uno de ellos dos de sus poemas. Será a las siete de la tarde en el salón de actos de la BNE y contará con la participación, entre otros, de Luis Alberto de Cuenca, Juan Van Halen, Laura Casielles, Ignacio Elguero, Angel García López, Antonio Lucas, Luis Antonio de Villena, Jenaro Talens y Benjamín Prado.
En Santiago de Chile y organizada por el Encuentro de Poetas ChilePoesía se celebrará una gran gala de poesía y blues, recitales en movimiento, intervención del espacio público y transmisiones en televisión. Será el jueves 21 de marzo a las 20:45 en el Frontis del Palacio Consistorial de la Municipalidad de Providencia y en ella participarán los poetas Leonel Lienlaf, Teresa Calderón, Jaime Huenún, Loreley Saavedra, Magdalena Pulgar, Karen Hermosilla, José María Memet, Elicura Chihuailaf, Óscar Saavedra, Faumelisa Manquepillán y Mauricio Redolés.
En la Casa de América de Madrid se celebrará la presentación y recital de Poetika, una aplicación para iPhone que permite al lector descubrir la poesía vinculada a su contexto espacio temporal y estado emocional. La aplicación alberga una antología de poesía universal con más de 3.000 poemas, rigurosamente editados por Catherine François y Jenaro Talens, que la convierten en una de las compilaciones más extensas, variadas y completas disponibles en español. Además, Poétika también funciona como una herramienta de publicación de poemas abierta a cualquier usuario.
En Segovia, el Día Mundial de la Poesía se celebrará el sábado 23, con un acto principal en el Palacio de Quintanar a las 17:30 horas. En él se presentará el libro que recoge los poemas de los 22 poetas finalistas de la convocatoia que se lanzó para este día. El libro cuenta con una presentación poética de Felipe Benitez Reyes y Carlos Marzal, está numerado a mano en una edición reducida de 200 ejemplares y lleva también escrito a mano el nombre y apellidos del poeta ganador/a, para que sólo pueda ser conocido/a el mismo día 23 de marzo.
En Bilbao, los actores Álex Angulo y Loli Astoreka pondrán sus voces en un recital poético que se desarrollará en la biblioteca de Bidebarrieta a las 19:30 horas, y que estará centrado en la obra de autores latinoamericanos. El acto está organizado por el Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Bilbao.
Monzón (Huesca) ha organizado para celebrar este Día Mundial de la Poesía unpoetry slam (un formato de torneo lírico a medio camino entre el recital clásico, el hip hop, el boxeo y el arte punk) protagonizado por los poetas barceloneses Cysko Muñoz y Dante Alaridos, que recitarán sus poemas en la Casa de la Cultura a las 19:30 horas.
Y como no debe haber un Día Mundial de la Poesía sin un buen poema, aquí te dejamos el que hemos elegido nosotros para celebrarlo, ese “No volveré a ser joven” de Jaime Gil de Biedma que nunca nos cansaremos de leer, en el Día de la Poesía o cualquier otra noche…
No volveré a ser joven
Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.
Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.
Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.