jueves, 10 de enero de 2013

En el diván con… Esther Ginés y su primera novela “El sol de Argel”


Esther GinesEsther Ginés Esteban (Ciudad Real, 1982) es periodista literaria. Ha estado vinculada a la escritura desde muy joven, primero con poesía y luego con relatos y novela. Reside desde el año 2000 en Madrid, donde ha trabajado en varios medios de comunicación ligados al ámbito digital, y como lectora para una editorial. Actualmente es editora en Tusrelatos.com y colabora con varias publicaciones literarias.
Hoy tenemos el placer de entrevistar a esta escritora que ha tenido la amabilidad de sentarse en nuestro diván para hablarnos de este interesante libro y, de paso, conocer un poco más a esta joven autora, que se ha abierto paso en el mundo literario a pesar de los tiempos que corren. Ha salido a la venta su primera novela titulada “El sol de Argel“, publicada por Ediciones Carena. Si no la conocéis no os perdáis esta entrevista:
MF: Hace muy poquito que se ha publicado tu primera novela “El sol de Argel”, ¿qué puedes contarnos sobre ella?
E.G.: Es una historia psicológica con algunas pinceladas de novela negra, en la que parto de un suicidio para hablar de la identidad, de las cosas que escondemos a los demás y de las máscaras con las que a veces nos cubrimos para enfrentarnos a la realidad. La novela cuenta la historia de dos gemelos idénticos, Martín y Matías, que están en la treintena y siempre han compartido mucho más que apariencia física. Al comenzar la historia, Matías se suicida y el libro, narrado en primera persona por Martín, nos conduce a la búsqueda que este emprende para tratar de comprender las razones que llevaron a su gemelo a suicidarse. Pronto comprenderá que las cosas no son como él creía…
MF: ¿Qué te inspiró para escribir esta novela, en la que narras una historia detectivesca y la relación de dos hermanos?
E.G.: Es una historia que lleva muchos años conmigo. La empecé, la dejé reposar y la acabé abandonando durante años. El origen de todo, acaso el primer protagonista de la historia, fue elInstituto Homeopático, un edificio madrileño que a mí siempre me ha fascinado. Siempre quise ambientar una historia ahí y, poco a poco, fui tomando notas sobre él y comencé la escritura de la novela. Tenía muy claro que quería hablar de gemelos idénticos, que fuera un libro de encuentros y desencuentros, en el que el lector pudiera indagar sobre las cosas que los protagonistas han ido tapando en la última etapa de su vida.
MF: Está ambientada en Madrid, ¿cómo fue el proceso creativo para dar vida a esos personajes y a esa ciudad dentro de tu libro?
E.G.: Madrid es mi ciudad de adopción y suele estar presente en mis textos, sobre todo en los relatos. En El sol de Argel recorro alguno de los sitios que más me gustan, como el barrio de Chamberí-Malasaña, que es de los lugares a los que más cariño tengo. También soy una enamorada de los parques y jardines madrileños, aunque en este libro no salgan mucho. Y en lo que concierne alInstituto Homeopático, un edificio madrileño que es casi un personaje más de la novela, me encantó darle vida literaria. Es, además, mi parte favorita de la trama. He conservado algunos datos reales de su historia y de su imagen, pero lo he trasladado todo al terreno de la ficción. En la novela, es un edificio misterioso, algo abandonado, con un jardín agreste y con gatos que sestean al sol…
MF: ¿De dónde viene ese interés en ahondar el tema de las identidades, en lo referente a quiénes somos o quiénes decimos ser?
identidadesE.G.: Me interesa mucho el tema de la identidad, me apasiona y creo que es una fuente inagotable a nivel literario. Al fin y al cabo, vivimos en sociedad y relacionándonos continuamente con gente, y eso condiciona nuestra manera de ser, de actuar. Estamos constantemente expuestos y no siempre es fácil lidiar con la manera en que los demás nos ven. Me interesa mucho ese juego de máscaras que se da en ciertos momentos de la vida, cuando descubrimos lo que otros piensan de nosotros y seguimos con ese juego, a pesar de que quizás no somos como esa gente piensa. ¿Quiénes somos en realidad? ¿Quiénes decimos al resto que somos? Son temas que quería tratar en este libro, pero sin dejar de lado ese componente de intriga, para invitar al lector a asomarse a la vida de estos gemelos que parecían tan perfectos y tan unidos.
 MF: Hay quien dice que uno escribe de lo que sabe y conoce, ¿se aplica esto a tu novela, o has tenido que ir más allá y hacer tu propio trabajo de investigación?
E.G.: En este caso, no ha sido así. Por supuesto, el escritor siempre vuelca cosas de su entorno, de sus propias vivencias, en las novelas, aunque Onetti, por ejemplo, decía que en literatura había que “mentir siempre”. Pero esta novela me obligó a escribir sobre temas que no me resultaban conocidos: el suicidio y los gemelos idénticos. Sobre los gemelos idénticos había leído mucho, es un tema que siempre me ha llamado la atención, y creo que literariamente permite un juego muy interesante; y el tema del suicidio entronca con algo que me obsesiona mucho y que a nivel narrativo también me interesa mucho: la muerte.
MF: ¿Cómo ves el mercado literario? ¿Te ha sido fácil publicar tu novela?
E.G: Veo el panorama muy negro y desesperanzador, pero siempre, al menos si tienes un sueño, hay que luchar por ello hasta donde uno crea razonable o hasta donde le aguanten las fuerzas. Son tiempos complicados y la crisis ha afectado especialmente a la cultura, con lo cual hay un ambiente de incertidumbre que impide que, por ejemplo, los editores o los libreros apuesten por gente desconocida. Hasta cierto punto, es muy comprensible. Estamos hablando de un negocio, aunque sean libros, pero un negocio que implica dinero, y nadie quiere arriesgarse cuando sabe que hay autores ya consolidados con los que, a priori, es más complicado perder dinero. En mi caso, he movido este libro durante mucho tiempo y estaba comenzando a prepararme para volver a guardar la historia en el cajón cuando llamó mi editor. Pensaba seguir escribiendo, sin más, como he hecho durante todos estos años, pero publicar esta historia la verdad es que me hacía mucha ilusión, así que lógicamente está siendo un momento muy especial. Creo que la perseverancia siempre tiene que ser uno de los mejores aliados de aquel que decide apostar por este oficio.
MF: Hablando un poco sobre ti, ¿cuáles son tus aficiones, gustos literarios, autor@s preferentes…?
E.G.: Me encanta leer casi todo lo que se cruza en mi camino, viajar y pasar tiempo con mis mascotas. Soy bastante hogareña y suelo pasarme horas con una manta en el sofá y un buen libro, especialmente en los meses de invierno (odio el frío). También soy una gran cinéfila. Pero también me apasiona viajar, conocer sitios nuevos y traerme en la cabeza alguna historia para llevarla a la ficción…
Sobre autores, me gustan muchísimos escritores y lógicamente sigo descubriendo. Siempre intento prestar atención a los autores que empiezan. Mis influencias más grandes están muy repartidas por todo el mundo: en España, Carmen Martín Gaite, Ana Mª Matute, Marsé, Delibes, Javier Marías y la Generación del 27; en Latinoamérica, me gustan muchísimo García Márquez, Onetti, Vargas Llosa, Rulfo y Cortázar, de la que soy una gran apasionada…y luego autores como Hemingway, Faulkner,  Salinger, Virginia Woolf, Camus, por supuesto…¡La lista es muy extensa! Siempre que nombro a algunos me suelo dejar a otros importantes.
MF: Ahora que el primer libro ya está en el mercado, ¿tienes en mente algún nuevo proyecto?
E.G.: Ahora le estoy dedicando mucho tiempo a la novela y es complicadel sol de argel 01o sacar horas para escribir, pero sí, tengo en mente otra novela para la que ya he tomado notas, y además creo que voy a recopilar algunos relatos que tengo para intentar formar un libro. Necesito tiempo para trabajar mucho en ellos y puede que ese proyecto desplace a la siguiente novela.
MF: ¿Qué puedes decir para animar a los que no han leído aún tu novela a que lo hagan sin falta?
E.G.: ¡Es muy difícil vender tu libro! Bueno, lo intentaré diciendo que es una historia que creo que tiene varias lecturas: por un lado, tenemos el componente “detectivesco” que inicia una historia que nos hace buscar, que engancha conforme el lector la va leyendo; por otro lado, está el componente de la identidad, la reflexión en torno a cosas que todos en cierto momento de nuestra vida seguro que hemos vivido; el Instituto Homeopático tiene un gran peso y es una parte de la novela que a mí me gusta especialmente, y no me olvido de la lectura literaria, ya que El extranjero, de Camus, tiene un gran peso en esta historia.
MF: Gracias Esther, ha sido un placer tenerte sentada en nuestro diván y que respondas a nuestras preguntas. ¡Hasta la próxima!
E.G.: Gracias a vosotras por la oportunidad tan grande que me habéis dado de darme a conocer entre vuestr@s lector@s.
Para saber más sobre la autora y estar al día sobre “El sol de Argel” no dejéis de visitar su blog:undiaenmacondo.blogspot.com.esfacebook.
El precio de portada del libro es de 15€ y además de adquirirlo en librerías podéis pedirlo en este enclace  www.readontime.com donde os cobraran tan sólo 1€ de gastos de envío en Península.
Después de leer la sinopsis os dejamos un enlace con el vídeo de la presentación del libro.
Sinopsis de “El sol de Argel“:
Matías tiene treinta años y una vida prometedora, pero decide suicidarse. Martín, su gemelo idéntico,el sol de argel esther gines desconoce qué lo condujo a actuar de esa manera. Desorientado e incapaz de pasar página, emprende una acelerada investigación que cambiará su forma de entender la estrecha relación que los unía. Convertido casi en un detective, se sumerge en los últimos meses de vida de su hermano para encontrarse con un Matías desconocido. ¿Con quién se citaba en un antiguo edificio medio derruido en el centro de Madrid? ¿Quién es M., esa misteriosa persona de la que él nunca oyó hablar y que alteró la existencia de Matías?
El sol de Argel es una novela de identidades, de cómo no somos quienes creemos o decimos ser. Una historia de búsquedas, de encuentros y desencuentros. Un viaje que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos emprendido.



Escrito por  el 29 dic, 2012